Seleccione un buscador

Limpiar unas zapatillas de lona como pueden ser unas Converse, sobre todo si son blancas, puede ser una faena muy complicada, pero con los tips y trucos que encontraréis más adelante os parecerá la tarea del hogar más fácil y rápida.

Primeramente, vamos a mojar un poco las zapatillas, ya sea sumergiéndolas directamente o humedeciéndolas poco a poco con una esponja o un trapo. A parte, vamos a preparar una mezcla de agua con una cucharada grande de bicarbonato y una cuchara y media de detergente.

Seguidamente, cogeremos un cepillo de dientes y frotaremos las zapatillas con la mezcla y, una vez hecho esto, las dejaremos reposar durante una o dos horas. Cuando haya pasado este tiempo, pondremos las zapatillas en la lavadora, con un programa corto de agua fría y, al finalizar el programa, dejaremos secarlas al sol.

Para lavar los cordones seguiremos los mismos pasos, pero lo haremos todo por separado para que así quede todo más limpio.

Por otro lado, si no queremos dedicar tanto tiempo en limpiar nuestras zapatillas podemos recorrer al método más rápido y, utilizando un paño húmedo, frotar ligeramente con agua tibia y jabón suave. En relación al proceso de secado, no hay manera de acelerarlo, ya que si aplicamos calor o frío directo podemos reducir su duración.

Lo más aconsejable es hacer una prueba del método de limpieza en una parte poco visible de los zapatos, para así asegurarse de que el color ni el material se vean afectados.

En kechulas encaontrarás muchas marcas de lona. A parte de la citadas Converse, Puedes encontrar las Levi's de estilo atrevido, las Vulladi y las Biomecanics para los más peques o las Pablosky para quién quiera unas todoterreno.

View more

Deja un comentario